miércoles, 26 de noviembre de 2008

lecturas ...


Siempre he considerado la función de un fanzine como de “construcción” más que de “destrucción”, quiero decir, prefiero hablar de cosas que me gustan y que un posible lector con gustos más o menos afines considere lo que comento como una posible recomendación, que poner a parir algo que no me gusta (aunque muchas veces me haya quedado con las ganas). Pero bueno ... reconozco que de vez en cuando no viene mal hacerlo :)

Fresa y chocolate, aurelia aurita

Tenía curiosidad por leerlo después de haber oído tantos parabienes, y la verdad es que me ha decepcionado del todo. Sabía que era un relato bastante centrado en las correrías sexuales de sus protagonistas, pero lo que no esperaba es que básicamente fuese una versión gráfica y con final rosa de nueve semanas y media, festín gastronomicoerótico incluido.

Si fuese un autor en vez de autora no sé si hubiese tenido la misma repercusión y críticas positivas la verdad. Donde casi todo el mundo ve una “maravillosa historia de amor”, yo lo único que veo es una cómic ponno con un ligerísimo trasfondo de una relación nacida en la distancia, pero vamos, que se queda a medias de todo, o por lo menos así me ha dejado a mí, ni es una narración atrayente, ni funciona como obra erótica.

¿Me seguirás queriendo si mojo la cama?, Liz prince

Eso del “slice of life” tiene bastante peligro. Al final es un cajón de sastre donde se mezclan cosas realmente interesantes, con otras que no tienen el menor interés y no hay por donde cogerlas. ¿Me seguirás queriendo si mojo la cama? es una especie de recorte de diario íntimo en la vida de una pareja, como meter una cámara en la casa de una pareja que lleva el moñismo (eh, que yo soy también un moñas, que me encanta craig thompson) hasta límites bastante ridículos. Una cosa es extraer oro y obras realmente interesantes de la cotidianeidad, y otra es el contar por contar y que parezca que todo es aprobable aunque haya situaciones que rocen la vergüenza ajena (vale, “mi” vergüenza ajena aflora bastante fácilmente, lo reconozco).

RG 1 “Riyad – Sur – Seine”, Pierre Dragon, Frederik Peeters

Después de los otros dos comentarios, lo de hablar ahora de RG parece una machada, pero ha sido casualidad que haya leído los tres durante esta última semana, aparte que me ha sorprendido porque lo que había leído hasta ahora de Peeters (Píldoras azules y los dos primeros Lupus) no me había gustado demasiado.

El tema es que Peeters se ha asociado con el tal Pierre Dragon, de profesión policía, y juntos han armado esta trama policíaca, que aunque no sea la repanocha, resulta un relato realmente entretenido.

Servicios secretos parisinos investigando una posible trama de financiación terrorista, horas de vigilancia encerrados en pisos y furgonetas, hipocresía de puertas de comisaría para adentro, historias personales amargas (como no!) que persiguen al policía protagonista .. lo que a priori podría sonar a topiquísimo, en manos de estos dos socios eventuales se convierte en un interesante entretenimiento.

1 comentario:

probertoj dijo...

"eh, que yo soy también un moñas, que me encanta craig thompson"


¡Lo sabía, lo sabía!