jueves, 26 de febrero de 2009

lo he visto con mis ojos

Ayer tuve que salir antes del trabajo para ir al médico, hacía un tiempo (sigue haciéndolo) muy bueno, frío, pero un sol de invierno la mar de agradable.

Total, que pasé por una terraza, y ahí, a eso de las cuatro y media de la tarde, había dos tipos, de mi edad más o menos (osea, jóvenes :) metiéndose entre pecho y espalda dos cubatazos tamaño pecera la mar de ricamente.


Inmediatamente vinieron a mi cabeza dos cosas, la primera: "CA-BRO-NA-ZOS". Pero no un "CA*****ZOS" con media sonrisa irónica, sino un "CA*****ZOS" arrastrando las sílabas, con la envidia saliéndome a borbotones por las orejas.

La segunda, una canción, "teoría de la clase ociosa" de Los Punsetes.


Pero todo no queda ahí! la concatenación de acontecimientos había empezado esa misma mañana cuando no sé porque, llegué hasta la definición etimológica de la palabra "trabajo" (definición al final del post) ... y eso no es todo!

Llego a casa, y al encender la televisión, una revelación en forma de Pipi Estrada en pantalones rojos putón, camisa rosa, y americana membreteada a lo Harry Potter me ilumina, y aparece ante mi una frase, como si de un letrero de neon procedente de la maravillosa Las Vegas se tratara:



(porque sí, porque son más listos que los demás)


Etimología de "trabajo"


"trabajo" viene del latín tripalium, que significaba literalmente "tres palos", y era un instrumento de tortura formado por tres estacas a las que se amarraba al reo.
Mediante una evolución metafórica, adquirió el sentido de "penalidad, molestia, tormento o suceso infeliz.

2 comentarios:

probertoj dijo...

Juanra, este post vale su peso en oro.

Pero ponte a trabajar, coño.

Miguel dijo...

jajajaja! Buenísimo! Me haría una camiseta con este post! :D :D