lunes, 8 de junio de 2009

jacques "to stars" (2000)


la primera vez que escuché la voz de Anthony Reynolds creo que fue en "white jazz", uno de los temas más potentes del disco de debut de Jack. Después, ya con dos discos editados, pasaron por San Sebastián en un concierto triple, creo que aniversario de everlasting, junto a los efímeros Cuba, y a unos Hefner que presentaban su primer disco. No guardo demasiados recuerdos, pero disfruté con Hefner y Jack, conocí a Xavi - dar ful ful que andaba por allí creo que de vacaciones y me lo pasé realmente bien, de hecho, me gasté todo el dinero que llevaba encima en cervezas y merchandising.

A la vez que componía temas para Jack, Reynolds guardaba fuerzas para un proyecto paralelo llamado Jacques, algo con un carácter mucho más "volátil" que la banda madre, y que en su primer e irregular disco le llevó a colaborar con otro "elemento" del pop británico, Momus. Colaboración que no llegó a buen puerto porque ya para la segunda referencia de Jacques, Reynolds se encontraba sólo al mando.
Y es entonces cuando se saca de
la manga un disco maravilloso al que titula "to stars", un tratado de exquisitez y belleza que pasó desapercibido yo diría que incluso para los seguidores de Jack.

Reynolds despoja estos temas de épica y cambia los ramalazos guitarreros por sugerentes arreglos que le acercan a esa imagen que siempre ha cultivado y que no siempre ha conseguido transmitir, la de crooner desarrapado que sigue la estela de artistas como su admirado Scott Walker (como muestra de su admiración, hace no demasiado ha publicado una biografía de los Walker Brothers).

"So long my blue valentine" es la puerta de entrada perfecta hacia "To Stars". Tras ella, "Blue party" es el "single" que tendría que haber dado a conocer este disco, el que quizás podría haber hecho cambiar la suerte de este encantador borrachuzo.
Pasan un par de temas de melancolía a flor de piel y llega
"The day before you came", el jitazo que te hace volver a mirar los créditos del disco para darte cuenta de que es una versión de .. Abba! Nueva prueba de que a Anthony Reynolds aparte del drama más o menos impostado, lo que le gusta es el petardeo, y sino, a la ACOJONANTE versión del "yes sir, i can boogie" de Baccara que grabaron Jack para las Black Sessions me remito (y que estuvo a punto de entrar en "a moonpalace records compilation", por cierto).

Desde aquí hasta el final del disco, maravillas como "to stars", uno de los mejores temas que precisamente da título al disco, la relectura del "it´ll never happen again" de Tim Hardin, o las emocionantes "london loves you" y "i won´t let you down" para cerrar un trabajo absolutamente arrebatador, concebido como vía de salida paralela a unos Jack que por esas fechas ya andaban de capa caida, y que para mí al menos, contiene algunos de los mejores temas compuestos por Reynolds hasta la fecha.

Con el tiempo, Anthony Reynolds colaboró con un par de temas para el recopilatorio que "estrenó" moonpalace, edité lo primero que sacaba en solitario firmado con su nombre (todavía quedan unas pocas copias!), se pasó por aquí para dar un concierto exclusivo de presentación .... pero eso ya es otra parte de la historia :)

se me olvidaba!
para escuchar en spotify: Jacques "to stars"

5 comentarios:

manolillor dijo...

Joder que tiempos.....tenia pelo y todo!!

probertoj dijo...

Joer que sí, que tiempos. Y pensar que yo hasta me pillé el single de Cinematic que Jack hicieron para Elefant

juanra dijo...

jaja, manolillor meneaba el flequillo en los conciertos de godspeed you black emperor ;)

setanta records en aquella época era garantía de calidad ...

me pillé ese single de Jack de saldo en el stand de elefant un fib, no sé ni como llegó entero luego hasta casa .. :)

loveof74 dijo...

Yo quiero que cuenes la historia de la visita de Reynolón a Ordizia... :D

juanra dijo...

jajaja
fue a beasain

que peligro de tío ...

me estuvo oliendo a whiskazo el coche no sé cuantos días ...

la imagen del día: el sr reynolds, paseandose con una botella de danup llena de margarita ..