martes, 1 de abril de 2008

los muertos vivientes


Los muertos vivientes, zombies o como se quieran llamar, siempre han sido un tema recurrente, tanto en la literatura, como en el cine. Desde el clásico “La noche de los muertos vivientes” de George A. Romero, a las “28 semanas después” de Fresnadillo (aunque en ésta no sean zombies, sino infectados, como bien dijo Enjuto Mojamuto), hemos visto pasar por nuestras pantallas todo tipo de semibodrietes de clase B, Z, o BD, como las matrículas de antes.

En este caso los muertos vivientes vienen en formato cómic, de la mano del penúltimo genio del guión Robert Kirkman y con una periodicidad de edición en nuestro país que me trae por la calle de la amargura.

Las primeras páginas de esta adictiva historia nos sitúan en territorio conocido, un policía de pueblo se despierta tras un coma en un hospital desierto, cuando sale de él, se encuentra con una visión apocalíptica, los muertos vivientes dominan las calles y no se aprecia presencia humana.

Aunque el argumento nos suene ha visto y requetevisto, Robert Kirkman consigue con este cómic transmitirnos el desasosiego, la incertidumbre, el miedo de los pocos supervivientes que el sheriff protagonista encuentra en su camino. La pequeña comunidad que forman no tendrá más remedio que desplazarse como nómadas a la búsqueda de un refugio mejor cada vez, y como no, a la búsqueda de más supervivientes como ellos.

La evolución de los personajes, y sobre todo la del protagonista, se hace evidente a lo largo de las páginas, y pronto verán, que además de por parte de los zombies que les acosan tras cada esquina, la sombra de la amenaza también se pasea entre los miembros de su pequeña comunidad.

Una historia que partiendo de un planteamiento mil veces visto, consigue darle una vuelta de tuerca y entregarnos una narración hiper adictiva, que ha día de hoy ha visto como Planeta editaba hasta el número 5 de una colección que en Estados Unidos creo que va bastante adelantada ...

Otra dosis por favor!

1 comentario:

manolo dijo...

¿agujero negro de charles burns va de zombies? entonces ése es mi favorito del género.