miércoles, 23 de abril de 2008

r.e.m. "new adventures in hi - fi"


El otro día txabo me animó desde los comentarios a dar mi opinión sobre el último disco de R.E.M. que tan buenas críticas parece que está recibiendo.

Recojo el guante a medias, y en vez de hablar de “Accelerate”, lo haré de “New adventures in hi-fi”, uno de mis discos de cabecera, y mi favorito de la banda.

Empezaré diciendo que como muchos de los de mi generación (o eso creo), descubrí a R.E.M con “losing my religión”, vi el clip creo que en un programa que había por aquel entonces en canal + y me quedé un poco como “que canción más chula y que video más raro ...”.

Tras los antecedentes “históricos” .. :) mi primer contacto con “New adventures in hi-fi” fue en un bar que por aquel entonces frecuentaba con mis amigos, nos pasábamos las tardes tomando cafés y jugando al futbolín en un local que por aquel entonces era una gozada, aparte del buen ambiente, había un camarero con muy buen gusto con el que solía intercambiar discos y hablar sobre música.

Total, que un día me dice “escucha esto, es un tema del nuevo de R.E.M, es la ostia” ... se trataba de “Leave”, un temazo de siete minutos que te deja con la boca abierta y salivando ante la demostración de energía que supone uno de los mejores temas del disco.

Mientras escuchaba el resto del disco, miraba el paraje gris y desolado de la portada y pensaba “esto parece el disco triste de R.E.M.” ... directo a una tdk de 90 minutos (el disco dura más de una hora).

“New adventures in hi-fi” se grabó durante la gira de “Monster”, y nunca tuvo la repercusión que se merecía, en parte por esa impresión que se generó de “disco menor” de la banda, y en parte por los cojonazos que tuvieron lanzando como primer single “E-bow the letter”, una maravilla en la que Patti Smith acompaña a Stipe a lo largo de un tema arrastrado y casi recitado digno de aparecer entre lo mejor de la carrera de los de Athens.

El disco se abre con un tema realmente intenso, “How the west was won and where it got us”, cuando el hipnótico final del tema nos tiene totalmente pillados, salta la voz de Stipe desde las catacumbas y comienza la descarga de “The wake-up bomb”, un pelotazo directo al estómago, un subidón de adrenalina tras el que “New test leper” y “Undertow” no hacen más que confirmar la heterogeneidad del disco, un tema reposado que recupera el espíritu de “Automatic for the people”, y otro que bien podría haber formado parte del guitarrero “Monster”.

Tras un arranque de disco que nos descoloca pensando que a cada tema nuevo nos podemos encontrar con unos R.E.M diferentes, llegan para poner las cosas en su sitio “E-bow the letter” y “Leave” .... casi nada.

Tras ellas, temas que recuperan el punch poderoso y pegadizo como “Departure”, en la onda de “The wake-up bomb”, “Bitersweet me” o “So fast, so numb”, las rugosas “Binky the doormat” y “Low desert”, la delicada “Be mine”, el interludio instrumental “Zither”, y para cerrar el disco, una maravilla que responde al nombre de “Electrolite”, una gozada guiada por un piano que marca el ritmo, y que consigue contagiarnos su optimismo y dejarnos con una sonrisa esbozada en la cara hasta que nos damos cuenta que tras esa gozada, el disco se ha acabado.

1 comentario:

Saioa dijo...

taaan bueno es este disco, eh? lo que más me sorprende es que fuera grabado durante la gira de monster...ni idea...si yo creía q era muuucho anterior...habrá q hincarle el diente a este tb? cuánta música, de verdad...guachi :)