miércoles, 14 de enero de 2009

intermission

Bonito, bonito, bonito. Por dentro, por fuera, y por el medio.

Antes de “the evangelist” de Robert Forster creo que sólo tenía un disco de cada uno de ellos en solitario si no me equivoco, así que no controlaba demasiado su carrera al margen de The Go Betweens, he de reconocerlo, así que tenía como “tarea pendiente” este “intermission”, recopilatorio de sus carreras en solitario.

Supongo que cada uno tiene su favorito, yo después de escuchar varias veces el recopilatorio, creo que lo más fácil sería quedarse de primeras con los temas de McLennan, más directos, urgentes, prácticamente a la segunda escucha ya estás tarareándolos, pero creo que los de Forster son de los que ganan con el tiempo, de los que requieren más tiempo, más escuchas, pero con los que al final la paciencia se ve recompensada.
Un resumen perfecto de dos carreras paralelas y complementarias a la del “grupo madre” que tantos temas nos dejó para el recuerdo.

La edición además está muy cuidada, una fundita de cartón, dentro dos discos, uno para cada uno, y un librito con las letras de los temas. Sencillo pero efectivo, como sus canciones.

3 comentarios:

manolillor dijo...

A ver si lo escuchamos y te cuento que me ha parecido!!

siguesiguepop dijo...

los de Forster juegan a doler y creo que lo consiguen

txabo dijo...

Totalmente de acuerdo,Juanra. Por una vez, vale el tópico: McLennan, el popero y superficial (incluso, ñoño); Forster, el profundo y más cañero,como comenta siguesiguepop. Ambos, en definitiva, llevarán siempre con galanura su etiqueta de "imprescindibles".